VISITANDO A LOS AMIGOS

                                               FERNANDO CABEZAS

 

 

Fernando Cabezas  y Toyita, su esposa

 

A la izquierda, una noche encantadora, una cena deliciosa y mucha cordialidad. Arriba, el rincon Peruano de mi tocayo.

 

La colección de Fernando es magnifica, colocada en vitrinas y muebles en forma sencilla y ordenada, muy de acuerdo a la excelente decoración del departamento, el que dicho sea de paso, se encuentra en un barrio muy hermoso de esta gran ciudad. Las botellas “Chatas”, “Flat” o “Planitas”, como le dice él, son sus engreídas, y tiene muchas, en perfecto estado, bien ordenadas y expuestas. Me llamó mucho la atención la forma de colocar algunos Jugs en el dintel de la mampara que nos lleva a la terraza, aquel hermoso ambiente, que además me gustó mucho, porque es su rincón Peruano, con los muebles de cuero típico de mi país y algunos otros objetos Peruanos que completan la decoración.

 

 

        A mi tocayo y a su esposa, les estoy más que agradecido por la cordialidad con la que me trataron durante mi viaje a Santiago.