VISITANDO A LOS AMIGOS

                       JOSÉ FERNANDO ESCOBAR  Colombia

                                                   

 

 

        

 

 
    José Fernando Escobar Estrada, mi tocayo y gran amigo iba a contraer matrimono con Deisy, su novia de muchos años. Era el mes de Junio del año 2007, y yo no podía estar ausente de este acontecimiento. No lo pensé dos veces, y viajé a Colombia, donde tuve la suerte de pasar unos días con estos grandes amigos, antes y después de su boda. Aquí algunas fotos de esa estadía tan agradable y de esa colección hermosa que posee el "tocayo"  
   

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José Fernando en la puerta de su casa nueva, en la calle 46 del Municipio de Itagui, en la bellísima ciudad de Medellín.

 

     

 

  

 

   

A insistencia de mis amigos, los 5 días de mi estancia en Medellín estuve hospedado en su casa antigua en el centro de Itaguí. La fotos de la colección que figuran en este artículo,  corresponden a la casa de la querida tía Guillermina, lugar donde vivió José Fernando hasta el momento de casarse

A la derecha, compartiendo gratos momentos con Deisy,Josefer y la querida tía Guillermina, de quien guardo un precioso recuerdo y gratitud.

 

     

 

 

     
   

                                         

 

 

 

 

 

 

José Fernando es un coleccionista general, con preferencia por los países o regiones y los diferentes licores del mundo. Tiene alrededor de 6 mil botellitas en esta hermosa colección, la que expone en su totalidad en forma ordenada y muy llamativa, tal como se puede ver en estas fotos. También es un vehemente investigador de cualquier miniatura Colombiana, las que busca con mucho afán. En épocas pasadas, Colombia producía muchas botellitas de diferentes licores, principalmente  rones y aguardientes, bebidas muy populares en estas tierras. Hoy en día, pueden pasar años sin encontrar alguna nueva emisión, lo que naturalmente molesta y desanima al "tocayo" y a muchos coleccionistas Colombianos, que desearían encontrar novedades con cierta regularidad.

 

 

 
           
           
           
     

 

         
 

Si bien el motivo principal de este viaje fue asistir al matrimonio de mis amigos, el turismo tuvo un espacio importante, como es de suponer. Medellín, la segunda ciudad colombiana, es la tierra de Fernando Botero, quien no necesita mayor presentación. Este gran escultor colombiano obsequió sus mejores obras a su querida ciudad, y están expuestas en las calles, para que sus habitantes puedan disfrutar de ellas en todo momento. Para mi fue una experiencia inolvidable. Recorrí esas calles y parques adornadas de arte todas las veces que me fué posible en tan poco tiempo, y me gustaría poder mostrar todas las fotos que pude tomar, pero desgraciadamente es imposible incluir todas. A la derecha me encuentro junto a una de mis favoritas, y más abajo, algunas de las que más me agradaron. Disfrútenlas.

       
 

 

     

 

 
 

 

 
 
     
 
   
 

 

 
 

 
   

 

 

 

PLAZA BOTERO

 

 

 

 

     

 

     
               
           
               
               
       

 

Medellín es la capital del departamento de Antioquia, y es la segunda ciudad de Colombia, después de Bogotá, la capital del país. Tiene 3.5 millones de habitantes y está ubicada en un valle entre los verdes montes de la Cordillera Central de los Andes. Es conocida como la ciudad de la eterna primavera por su clima templado y agradable todo el año. Pero lo que más llamó mi atención fué encontrar gente muy cordial, siempre dispuesta a ayudar al foráneo, con un trato sorprendente y una amabilidad que asombra. Tuve oportunidad de andar por sus calles y sentirme en Lima, y a pesar de estar perdido algunas veces, fué muy sencillo encontrar el camino correcto, pues la gente está siempre dispuesta a ayudar.

A los habitantes de esta zona se les llama "Paisas", que deriva de "paisano". En estas 3 fotos, una réplica de un típico pueblito "paisa", ubicado en un precioso parque  en las afueras de la ciudad, a donde fuímos ni bien llegado al aeropuerto de  Medellín.  5 días no era mucho, y había que aprovechar el tiempo al máximo, y así lo hicimos

 

   
               
               
               
               

 

         
 

                                                    

                                               

  En la foto de la izquierda, otro día de paseo, esta vez en las alturas del verde valle, y donde pasamos un día muy entretenido, en la casa de campo de Jairo, un buen amigo de Josefer. El paisaje, como podrán ver en la foto de la izquierda, no tenía nada que envidiar a los mejores de Suiza o Austria. Al fondo se puede ver la ciudad de Medellín.

 Más abajo, una foto tomada en el centro de Medellín, ciudad moderna, cosmopolita, con bellos parques, monumentos, avenidas  y atrevidos edificios, que le dan a Medellín las características de una gran metrópoli.

Esta ciudad tiene un sistema de metro, muy limpio y moderno; Pero lo que más me sorprendió fue el sistema complementario a este ferrocarril subterraneo, creado para atender a las zonas marginales en los cerros, muy característico de nuestros países del tercer mundo. Quedé gratamente impresionadodo por el magnífico sistema de teleféricos, que partiendo de la linea del metro, cubren los cerros atiborrados de gente pobre, pero que gozan de un sistema digno de transporte masivo. Aquí abajo un par de fotos ilustrativas, las que tomé el día que José Fernando me llevó a conocer su hermosa ciudad, la que ama de veras y a la que sirve trabajando en el municipio de Itaguí.

 
         

 

       

 

 
     

    

 
       

 

 
         

 

           
 

Deisy, Tocayo, desde esta página, creada con mucho afecto para con los amigos, quiero decirles gracias por esos días tan hermosos que pasé al lado de ustedes, de la tía Guillermina, de la familia y los amigos colombianos. Ojalá pueda visitarlos nuevamente y repetir esta experiencia que, para mí, ha sido inolvidable..